AL DÍA

2 DICIEMBRE DE 2016

¿Qué es la sed?

La sed es una reacción natural y básica de nuestro cuerpo que alerta de que se ha iniciado un proceso de deshidratación y, por tanto, que es necesario beber agua para reestablecer los niveles adecuados. El cerebro recibe la información e induce la sensación de sed para que el cuerpo reaccione en forma de alerta. También se produce esta reacción por exceso de concentración de sales minerales, por ejemplo, después de ingerir una comida muy salada.

Pese a que, sobre todo en meses de calor, se agradezca beber agua bien fría, lo más recomendable es tomarla a una temperatura fresca (12°-18°) porque se recuperará mejor la hidratación perdida además de refrescar.

Y es que, sin duda, el agua es el mejor de los líquidos para calmar la sed. Sin embargo, lo apropiado es mantener un nivel de hidratación óptimo que haga que no llegue a darse esta alerta, porque significa que la deshidratación ya ha comenzado. Para evitarlo, hay que ingerir regularmente agua. Agua en forma natural o bien en limonada, infusiones, zumos, horchata, frutas y verduras, gazpacho, sopas o caldos.

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. x