PRODUCTOS

15 FEBRERO DE 2017

De tradición a tendencia: té matcha

El matcha es un té con más de 2.500 años de historia y una tradición de gran calado en Japón. Procede de hojas molidas del té verde, lo que explica su característico color verde intenso. Se vende en polvo y no se infusiona sino que se añade directamente al agua muy caliente.

Su proceso de cultivo y producción es delicado y eso le aporta nuevos matices que no encontramos en un té verde común. De sabor intenso, lo ideal es tomarlo al natural y sin endulzar, pero hay versiones igual de atractivas a modo de matcha latte, es decir, servido con un chorrito de leche tibia.

Para preparar un buen té matcha se utiliza un batidor de bambú en forma de escobilla (chasen), que además de conseguir una mezcla más homogénea permite airear la bebida, con el fin de conseguir esa textura ligera y esponjosa característica. Y es que la preparación de esta bebida demanda mimo; no en vano es una de las más importantes partes de la tradicional ceremonia del té.

Más allá de capítulo líquido, en nuestro país es común encontrarlo como ingrediente en recetas tanto dulces como saladas, que van de los bizcochos o helados a las sopas y cremas.

Versátil, rico y saludable. Este elixir de moda está lleno de propiedades beneficiosas para el organismo. Eso sí, se recomienda no tomar en la recta final del día pues puede desvelar.

Apunte nutricional: Dado que se produce con las hojas enteras, mantiene mayor cantidad de nutrientes en comparación con el té verde común. Rico en antioxidantes es un excelente depurador natural. Contiene un aminoácido llamado L-teanina que ayuda a potenciar la memoria y la atención, como lo hace el café, pero sin aumentar la presión arterial sino todo lo contrario, induce a la calma y colabora a reducir el estrés.

 

 

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. x