PRODUCTOS

9 ENERO DE 2017

La travesía del pastrami

Meg Ryan demuestra a un asombrado Billy Crystal que una mujer puede fingir su pasión con toda la convicción del mundo. La escena de Cuando Harry conoció a Sally se rodó en Katz’s Delicatessen mientras los protagonistas disfrutaban de su famoso sándwich de pastrami.

Este icónico deli neoyorquino abierto en 1888, se convirtió durante la II Guerra Mundial en lugar de reunión de los judíos que llegaban a Manhattan y el pastrami en su tarjeta de presentación.

Esta preparación lleva años alimentando los inviernos del este de Europa. Su origen, se cree, está en la Rumanía más humilde, donde se usaba la técnica de păstra (preservación en rumano) para conservar las carnes todo el año. Al principio usaban los peores cortes del pecho de la vaca, aunque en la actualidad se hace con falda (incluso con pavo).

Se elabora curando la carne primero en sal y después en especias. El siguiente paso es ahumarla y, finalmente, cocerla en agua o al horno hasta que esté tierna. Desde Katz’s explican que la clave es respetar los tiempos y no tener prisa: la curación debe durar entre tres semanas y un mes, el ahumado entre 48 y 72 horas (hasta que la piel esté negra) y la cocción en agua tarda unas 5 horas.

A pesar de que pueda servirse como plato, la manera más tradicional de tomarlo es loncheado muy fino, en un sándwich, acompañado de encurtidos y mostaza picante.

Apunte nutricional: es un alimento bajo en calorías y carbohidratos, aunque rico en proteínas. El de pavo es mucho más ligero que el de ternera.  

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. x