PRODUCTOS

27 DICIEMBRE DE 2016

Cava, espumoso con identidad

El cava es un vino espumoso que obtiene sus burbujas de manera natural a través del método champenoise (una segunda fermentación en botella propia de la elaboración del champagne) y cuya crianza mínima es de 9 meses. Es originario de la región catalana del Penedès, siendo Sant Sadurní d’Anoia la capital de su producción y el lugar en el que se produjeron las primeras botellas de cava en 1872.

Se elabora tradicionalmente a partir del mosto de las variedades de uva blanca xarel•lo, macabeo y parellada aunque actualmente el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cava autoriza el uso de malvasía y chardonnay, así como de las tintas garnacha, monastrell, trepat y pinot noir.

Una vez en botella, se remueve periódicamente para que los posos queden junto al tapón. Finalmente se degüella, se rellena con licor de expedición y se pone el tapón definitivo. Este último paso determina el tipo de cava resultante: el brut nature no contiene azúcares; el brut contiene menos de 15 g; el seco hasta 35 g; el semiseco hasta 50 g; y el dulce más de 50 g. Al tener diferentes grados de dulce, es una bebida perfecta para consumir tanto el aperitivo como en la comida o el postre.

El cava debe conservarse a unos 14ºC y consumirse a una temperatura de entre 6 y 8ºC. Se enfría, preferiblemente, introduciendo la botella en un recipiente con hielo y agua, evitando el frigorífico. El servicio adecuado es en una copa alargada, de cristal fino, transparente y cuya boca no sea ancha.

Valor nutricional: Las bebidas alcohólicas no son consideradas fuentes nutricionales. Su valor calórico vendrá determinado por los azúcares añadidos.

 

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. x