REPORTAJES

13 FEBRERO DE 2017

Por Javier Sánchez

La Colmena

Jueves, 8 de la tarde. El patio de un edificio parroquial de la calle Acuerdo, en pleno centro de Madrid, se llena de cestas que contienen verduras y frutas de temporada, panes integrales, huevos ecológicos. Poco a poco, un grupo de personas van entrando para recogerlas: son los miembros de La Colmena de Conde Duque, una de las 37 colmenas abiertas actualmente en Madrid y que es una iniciativa de consumo local que pone en contacto a productores locales y a clientes sin intermediarios, de forma directa. 

¡La colmena que dice sí! es un proyecto que nació en Francia, donde cuenta con más de 700 Colmenas activas. Actualmente, hay 850 activas en toda Europa. En España ya se ha llegado a las 70, además de en Madrid, en Barcelona, Valencia, Andalucía, León, Valladolid, Bilbao y Palma de Mallorca. Y la red sigue creciendo cada día. ¡La colmena que dice sí! combina la cultura del emprendimiento y la innovación digital para crear un modelo social y colaborativo. El proyecto apoya la agricultura local, a la vez que potencia un cambio de modelo de consumo con impacto real. 

Para Carol, de 38 años y miembro de La Colmena de Conde Duque, las ventajas de este modelo están claras: “Antes era socia de un grupo de consumo y me encantaba. Los inconvenientes eran que no siempre podías elegir lo que necesitabas y te podías juntar con varios kilos de pimientos, por ejemplo, y, por otro lado, que tenías que involucrarte en la organización y el reparto y, yo, con el poco tiempo que tengo libre, muchas veces no llegaba. En La Colmena, sin embargo, puedes elegir lo que necesitas y hay una persona que lo organiza todo”. Esa responsable, en el caso de La Colmena de Conde Duque, es Mónica, que se encarga de tramitar los pedidos, estar en contacto con los productores, hacer las entregas, resolver dudas e incluso organizar catas de productores la misma tarde del reparto para que los colmeneros puedan probar todo aquello que está a la venta. 

Todo miembro realiza la compra online a través de la página web de La Colmena donde puede elegir entre la oferta de productores locales. En el caso de la de Conde Duque, hay quesos artesanales de Campo Real, verduras ecológicas de San Martín de la Vega o huevos de gallinas criadas al aire libre en Baterna, un pequeño pueblo situado en Ávila. Una vez a la semana lo recoge en el local de su Colmena y, al mismo tiempo, disfruta de una cata de alguno de los productores y aprovecha para preguntar dudas y solicitar información.

¿Y merece la pena? Para Carol, sin ninguna duda: “Hacer la compra aquí resulta un poquito más caro que en un supermercado, pero la calidad es mayor. La semana pasada hice una crema de verduras y la verdad es que el sabor era increíble. Además, las patatas o las legumbres saben como antes. Para mí ha sido un descubrimiento”. 

 

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. x