REPORTAJES

2 FEBRERO DE 2018

Por Belén Parra

Luzio: el lujo ‘gastro’ está en su interior

Ha celebrado su primera década en Barcelona, donde expone codiciados objetos de decoración, mobiliario y vajillas de calidad traídas de todo el mundo para rodear, ahora también, las mesas de un gastrobar de exquisita cocina italiana: Iluzione. Elaboraciones caseras y el mismo gusto en el plato que en el conjunto del espacio.

Viajar a base de bien de un extremo al otro del planeta a lo largo de su vida ha servido a Maximiliano Zigart y su pareja, María José Gómez, para crear un concept store de interiorismo, arte y diseño tan ecléctico como camaleónico: Luzio. Un millar de metros cuadrados repartidos en varios niveles albergan auténticas joyas, entre las que destacan las reliquias de anticuario, con las que crear hogar. Las miradas y los toqueteos con mimo están permitidos en una tienda con tanta personalidad como tienen también los que transitan por sus largos pasillos en busca de esa pieza con la que identificar su propio estilo.

Lo fascinante de este espacio es que tan pronto ves un cuadro, un jarrón o una silla, desaparece al día siguiente por la mera ley de la oferta y la demanda. El espacio que deja cada reclamo adquirido es reemplazado inmediatamente por otro, también de origen remoto y difícil de encontrar en Barcelona. Cuando no se vende de continuo, los propietarios de Luzio son los primeros en reformular su tienda con tal de que prácticamente parezca otra cada 15 días y así la expectativa es siempre altísima. 

Lo único que ambos mantienen por ahora intocable es esa prolongación del establecimiento en la que han recreado un gastrobar de sabor italiano, Iluzione,  donde adentrarse cuando ya se ha recorrido pausadamente la tienda. 
De Luzio viene la última ilusión de Max y María José por dar rienda suelta a esa otra expresión del arte que es la gastronomía. Cocinero autodidacta y exigente comensal, el argentino de familia italiana no ha hecho nada más que recrear en Barcelona uno de esos bares para el aperitivo o el cóctel afterwork acompañado de productos y platillos de impecable factura casera como los que abundan en el país transalpino. 

En una de las zonas más tranquilas de la ciudad, la entrada aparece como una preciosa terraza interior repleta de plantas que anticipa lo que descubrirá el cliente en cuanto alcance el primer escalón que lleva hasta la sala, la barra de la coctelería y la mini cocina con horno a la vista. Mesas bien repartidas a dos pasos de la tienda Luzio, de la que proviene esta nueva Iluzione que Max y María José han materializado siguiendo su propio instinto.

Los embutidos de la Italia interior, la necesaria burrata, las sugerentes ensaladas, la parmigiana clásica, los postres tradicionales y un café excelso forman parte del reclamo gastronómico que mejor complementa a la vajilla diseñada ex profeso por el décimo aniversario de Luzio y que está igualmente a disposición del cliente. De horario continuado como la propia tienda de interiorismo, Iluzione está llamado a satisfacer el apetito de quienes tienen buen gusto.

Luzio. Ferran Agulló, 16. Barcelona. 932 09 41 23.

 

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies de terceros para realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. x